Cuidarse a partir de los 30

Cuidarse a partir de los 30

8 marzo 2010

Cuando entramos en los 30, abandonamos la etapa de esplendor físico, pero entramos en la mejor edad de la mujer. Es tiempo de comenzar a cuidar de nuestra salud para evitar su deterioro prematuro.

Cuando pensamos en el cuidado personal, no sólo nos referimos al aspecto externo, también estamos hablando de la salud. A esta edad todavía no hay problemas de salud instalados, pero el cuerpo comienza un período de declive que comenzará a hacernos sentir sus efectos lentamente. Es tiempo de emprender una dieta saludable e incorporar rutinas de ejercicios, además de comenzar con los controles médicos periódicos. Esto nos permitirá mantenernos sanos y fuertes.

Una dieta equilibrada:

A partir de los 30 las necesidades nutricionales cambian, el metabolismo evoluciona y el cuerpo necesitará de ciertos alimentos con mayor intensidad que de otros. Esta dieta ayuda a mantener el aspecto juvenil y a prevenir la aparición de ciertas enfermedades.

- Antioxidantes: es tiempo de incorporarlos a la dieta ya que combaten el deterioro celular y refuerzan el sistema inmunitario, retardando el envejecimiento. Se encuentran en las frutas y verduras.
- Vitamina B y proteínas: especialmente indicada para el mantenimiento de la piel. Se encuentra en la leche, los cereales, el yogur, que también aportan calcio para prevenir la osteoporosis. Incluiremos alimentos ricos en proteínas: pollo, carnes magras, pescado.
- Reduciremos el consumo de alimentos dulces.
- Moderar el consumo de hidratos de carbono como pan, pastas, patatas, arroz.
- Reducir o evitar el consumo de alcohol.
- Beber mucha agua.
- Moderar el consumo de sal de mesa.
- Consumir fibras.
- Realizar cinco comidas diarias, ingiriendo porciones pequeñas.

Agregaremos a estos cuidados el ejercicio físico, que será acorde a las posibilidades de cada uno. Las caminatas no tienen contraindicaciones y son un excelente ejercicio, principalmente si se realizan después de las comidas, ya que activan el aparato digestivo, favoreciendo la digestión y la quema de calorías.

El ejercicio permite prevenir la osteoporosis, aumentando la masa muscular, también contribuye a evitar la artrosis, ya que favorece el sistema circulatorio. Para combatir la obesidad y otras enfermedades, el ejercicio está especialmente indicado. Cuando nuestro cuerpo se encuentra en forma, nos sentimos mejor.

Hay (0) comentarios:

Aún no hay comentarios, se el primero!

Dejar un comentario sobre el árticulo :

Los campos marcados con un * son obligatorios.





Escribe los caracteres tal y como aparecen en la imágen